Padecer TDAH se relaciona con problemas de sueño

tdah-trastorno-del-sueño

TDAH, siglas que corresponden al trastorno por déficit de atención e hiperactividad, cuyos características más importantes son hipercinesia, inatención y/o impulsividad.

En el caso infantil, son niños que  no paran quietos, en casa, en el colegio, en el parque…. en todos los entornos. Además son despistados , no prestan atención, todo hay que repetirlo varias veces, y aún así, probablemente sigan sin enterarse. Para rematar son impulsivos, esto es, se saltan las filas, no guardan su turno, interrumpen en clase y en casa. En adultos los problemas puede persistir.

El niño TDAH se enfrenta a  diversos problemas asociados a sus características, además de tener dificultades para quedarse quieto , sentado en su silla en el colegio y atento a la explicación del profesor,  tiene problemas para controlar su conducta y emociones, suele tener pocas habilidades sociales, de forma que le cuesta hacer amiguitos,  acabando aislado. A todo esto podemos añadir problemas de rendimiento escolar. Por todo  ello, estos niños suelen requerir atención especial tanto por parte de sus padres como por los profesores, pediatras  y profesionales de salud mental.

Es importante añadir a esta lista los profesionales y expertos en Medicina del Sueño, por que existe una relación entre el  TDAH y problemas relacionados con el sueño, diversos estudios así lo demuestran. En uno de ellos (Cortese  S. y col.  Sleep, 2006) observaron que la somnolencia diurna, movimientos nocturno e índice de apneas era significativamente más elevado en niños diagnosticados de  TDAH que en el grupo control.

Otro estudio (Golan, N. y col, Sleep, 2004) confirmó que los niños TDAH presentaban mayor somnolencia diurna cuando se comparaba con el grupo control, y el 50% del grupo presentaban signos de alteraciones respiratorias durante el sueño comparado con el 22% del grupo control. En el grupo TDAH, un 15% presentaban problemas de síndrome de piernas inquietas, mientras que ningún niño del grupo control lo padecía. El hecho de presentar somnolencia diurna, podría explicar el efecto beneficioso del tratamiento con medicación estimulante para niños TDAH.

Los síntomas diurnos en adultos y niños que duermen poco son diferentes. Mientras que el adulto suele estar de día cansado, falto de energía, el niño esta malhumorado, irritable, con cambios emocionales bruscos. En un estudio (Shur-Fen, J.Sleep Res, 2006) con 2463 niños  con edades entre 6 y 15 año, vio que los niños  con problemas de sueño, puntuaban más alto en inatención, hiperactividad , impulsividad y trastornos de conducta.

Por tanto se deduce que la recomendación de consultar con un experto en Medicina del Sueño puede ayudar a que estos niños, que pueden llegar a pasarlo muy mal en su día a día, al menos consigan dormir bien, y de esta manera mitigar la sintomatología que padecen.

No hay que desanimarse, por que…

¡Dormir bien, no es un Sueño!